nusesa.com

Español (Spanish)
Publicidad

FABRICA “EL PORTAZGO”

 

 

 

 

LA DENOMINACION EL PORTAZGO

 

¿De donde proviene la denominación del Portazgo que nos ha llegado a nuestros días?. Esta claro que  la palabra “portazgo” nada tiene que ver con  lo que se ha venido haciendo en este edificio en los últimos años.  Habría que remontarse a muchos siglos atrás.

 

Portazgo.- Impuesto medieval derivado del antiguo tributo romano-visigodo llamado portaticum o teloneum, que se cobraba por los portazgueros en beneficio de los reyes o de los señores feudales a los que el monarca había cedido su percepción. Dicho impuesto gravaba la conducción de mercancías a un mercado y su venta en el mismo, y se pagaba por el tránsito de las personas o de ganados y otros bienes por determinados lugares aduaneros, como los puertos de montaña, marítimos o fluviales, los puentes, las puertas de las ciudades y poblaciones, el lugar mismo del mercado, las aduanas interiores establecidas en algún punto del territorio o en los albergues y posadas. También se llamaba “portazgo” al edificio donde se cobraba tal impuesto.



         La Cañada Real Occidental pasaba por el Puerto de la Plata, paso natural situado en la prolongación hacia el este de la Sierra del Castillo, entre dos elevaciones de considerable altura. En él se ha localizado un yacimiento arqueológico, alguno de cuyos edificios podría haber servido para el control de los rebaños trashumantes y la percepción del correspondiente portazgo.


         El Camino de la Plata pasaba entre la Sierra de San Cristóbal y la Sierra del Castillo.

         En el Interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura de 1790, al referirse a Los Santos, se dice que junto al lugar donde se halla actualmente “El Portazgo” existía un puente sobre el arroyo Robledillo en el que se cobra la encomienda de esta villa por las caballerías que pasan por este término con cargas, carreterías y muletadas”.

 

         Con motivo de las obras de la Autovía de la Plata A-66, en 1999, se descubrieron, junto y a escasos metros de lo que hoy es “El Portazgo”, dos yacimientos arqueológicos, precisamente en la zona por donde pasaba la calzada romana, pegada a la carretera N-639, que bien pudieran haber sido lugar de cobro del portazgo de mercancías.  Tal  denominación   habría permanecido desde tiempo inmemorial en la memoria popular hasta el momento de la construcción y puesta en funcionamiento de la fábrica de aceite y posteriormente; de ahí su nombre actual de “El Portazgo”.


 

 

 

MOLINO DE ACEITE

 

Antes que fábrica Extractora de Aceite de Orujo y de Jabones, el Portazgo fue  un molino de aceite tal vez asentado – según cuenta la leyenda- en un antiguo oratorio de monjas y, con toda seguridad, junto al   “Portazgo”. Las amplias bóvedas de algunas de sus estancias podrían dar pié a ese rumor popular que no se sostiene en ningún documento escrito pero que introduce  un punto de misterio en torno al primitivo edificio. Hay documentación escrita de que en 1.920 el molino existía. Mas tarde se monta una jabonería y para la década de los cuarenta se convierte en una autentica fábrica de extracción de aceite de orujo con los tres procesos fundamentales: extractora, refinería y jabonería.

 

"el portazgo" antiguamente

 

LOS GALLEGOS

 

La presencia de la familia  Gallego  al frente de la fábrica del Portazgo finalizada la guerra civil española fue significativa. Cuentan que desde Sevilla, trajeron  a familias para trabajar como mecánicos en la factoría. Los maestros jaboneros vinieron desde Valencia. Mandaron construir la excelente chimenea de ladrillos que aún se conserva y otra más pequeña, también de ladrillo, dando un  cierto  empaque a la fábrica que contaba con la planta extractora del aceite del orujo, la jabonaría  y una pequeña refinería de aceites.

Era  la única gran empresa de Los Santos de Maimona.  A pesar de la larga tradición  aceitera de los   Gallego  la empresa  de Los Santos presentó suspensión de pagos y se realiza un concurso de acreedores.


Hay que decir que los Gallego todavía  continúan con  sus negocios aceiteros. Son propietarios de MIGASA el segundo grupo aceitero de España  después de Koipe. Lo que nació como una empresa familiar hoy tiene en su seno a Aceites La Masía, adquirida a Unilever, y a los grupos Ybarra, Mueloliva y Salgado mediante una política de sociedades conjuntas.


"el portazgo" modernizandose

 

 

NTRA. SRA. DE LA ESTRELLA


En  el año 1.955 el Portazgo inicia una nueva etapa como cooperativa también relacionada con la obtención de aceite de orujo y la fabricación de jabones. Nace así la Cooperativa Nuestra Señora de la Estrella. Mas tarde, en 1.961, es vendida y convertida en Sociedad Anónima Nuestra Sra., de la Estrella.

En el año 1.971 compra el portazgo su actual propietario,  Francisco Carrasco quien conserva en su despacho el cuadrante de la fabricación del jabón   que se obtenía de aquella maravillosa maquinaria.   Francisco, que cuenta ya  ochenta años, continúa hasta la fecha con la fabricación del aceite de orujo modernizando las instalaciones y adaptándose a los nuevos tiempos. Francisco Carrasco era uno de los tres socios de NUSESA  que habían comprado las acciones al resto.

Actualmente Ntra. Sra. De la Estrella, en su fábrica “el portazgo”, produce aproximadamente un millón de kilos de aceite de orujo crudo y 6 millones de orujillo para biomasa.

 

 foto aerea de "el portazgo"


InicioInicio

Carrito  

(vacío)